Hipódromo de San Isidro




 La carrera de G1 entrega una bolsa de premios de US$ 3.000.000.-
Breeders’ Cup Turf y la posibilidad de quedar en la historia grande del turf 

La jerarquía rodea a la Breeders’ Cup Turf (G1 – 2400 metros, US$ 3.000.000), desde su inserción en el calendario clásico de USA, en 1984, dentro del evento turfístico más importante del mundo: Breeders’ Cup World Championships.
Desde sus inicios, la prueba enfrentó a los mejores caballos fondistas del mundo y entre sus ganadores aparecen nombres memorables, muchos de los cuales vale la pena recordar en el presente informe.
Sus características la convirtieron en una prueba a peso por edad, según la escala internacional, y siempre se disputó en pista de césped y sobre 2400 metros (una milla y media). Incluso, se convirtió e una de las competencias más emblemáticas del turf de USA, en pista de césped, junto al reconocido Washington D.C. International Stakes (G1), que se celebró en Laurel Park, desde 1952.
Sin embargo, esta última competencia cambió su distancia en 1986 y pasó a disputarse en 2000 metros, longitud en la que se mantuvo hasta 1992. Un año después fue bajada a la milla (1600 metros), distancia en la que se corrió en 1993 y 1994. Por último, en 1995 dejó de disputarse. 

St Nicholas Abbey se adjudicó la última edición de la Breeders’ Cup Turf (G1), en Churchill Downs 
Hablar de la Breeders’ Cup Turf es hablar de grandes caballos y grandes profesionales, tal el caso del inglés Lashkari (Mill Ref.), vencedor en la edición de 1984, corrida en Hollywood Park. El ganador
triunfó por el pescuezo, con la dirección de Yves Saint-Martin y la preparación de Alain de Royer-Dupre. Tras 2m25s20/100 superó a la campeona All Along (Targowice), que un año antes había conseguido el Prix de l’Arc de Triomphe (G1), entre otras pruebas de trascendencia internacional. El vencedor devolvió un dividendo de $ 53,40 siendo el caballo menos jugado del grupo. Aquella tarde terminaría cuarto un tal Strawberry Road, con la dirección del gran Willie Shoemaker.
En 1985 se corrió en Aqueduct (New York) y la inglesa Pebbles (Sharpen Up) pagó un suplemento de US$ 240.000 para poder estar en la prueba que terminó consiguiendo por el pescuezo. Cotizada favorita ($ 2,20) había ganado a sus tres años las 1000 Guineas Stakes (G1) y a los cuatro años se impuso en el Champion Stakes (G1) y el Coral-Eclipse Stakes (G1). Es más, cumplió una campaña con éxitos de grado uno a los dos, tres y cuatro años, y su victoria en la Breeders’ Cup Turf le valió la obtención del título de Campeona en pasto. Dirigida por Pat Eddey y preparada por Clive Brittain, era propiedad del Sheik Mohammed y demoró 2m27s para derrotar al local Strawberry Road. En aquella versión terminó cuarto Lashkari –el ganador en 1985- pero fue distanciado por tratamiento médico no autorizado. Otro de los participantes fue irlandés Theatrical (Nureyev), que llegaba undécimo con el legendario Lester Piggott.
Manila venció en 1986 (Lyphard), en Santa Anita Park, y le concedió el primer éxito para los locales, contra los siempre respectados ejemplares visitantes. José Santos llevó a la victoria a la pupila de Jolley LeRoy, que precedió respectivamente al irlandés Theatrical (Nureyev), con Gary Stevens, y a Estrapade (USA, Vaguely Noble), que debió abonar el suplemento correspondiente para poder estar en las gateras. Cuarto quedó Dancing Brave, que venía de imponerse en el Arco de Triunfo (G1 – 2400 metros).
El cotejo se resolvió por el pescuezo y Manila fue consagrado Campeón en el Pasto.
Teatrical se desquitó de la derrota de 1986 con una buena victoria en 1987, en Hollywood Park. El caballo irlandés, hijo del tremendo Nureyev (Northern Dancer), defendió las sedas de Allen Paulson, las misma que luciría años después del superlativo Cigar, en la Breeder’s Cup Classic (G1). Pat Day dirigió al pupilo de William Mott, que superó a Trempolino y a Village Star, en orden respectivo.
Theatrical se impuso por medio cuerpo y, cotizado favorito ($ 1,80), derrotó entre otros a un tal Great Comunicator, que con Ángel Cordero terminaría en la undécima colocación.
El citado Great Comunicator triunfó en 1988 y concedió el segundo logro para los locales, en la versión que se disputó en Churchill Downs. Venció tras 2m35s20/100 y se adelantó a Sunshine Forever e Indian Skimmer, respectivamente, casi de punta a punta y con un sport de $ 12,40.
En 1989 se registra el éxito Prized (Kris S.), con Ed Delahoussaye en su silla y la puesta a punto de Neil Drysdale. Sierra Roberta y Star Lift quedaron detrás del vencedor, en un registro final de 2m28s. La competencia se disputó en Gulfstream Park y Prized dejó cuarto al favorito Behera, que abonó $ 3,80.
In the Wings (Sadler’s Wells) defendió su favoritismo en la versión de 1990, disputada en Belmont Park. El inglés abonó $ 1,90, venció a With Approval, con la dirección de Pat Day y la preparación de William Mott. Sería la primera victoria que sumaría Sadler’s Wells en la división Turf, con un vástago que además había ganado el Gran Prix de Saint-Cloud (G1), en Francia, y la Coronation Cup (G1), en Inglaterra.
La segunda hembra en derrotar a los machos fue Miss Alleged (Alleged), que por medio cuerpo se quedó con la versión de 1991, en Churchill Downs. Segundo terminó Itsallgreektome, delante de Queso for Fame y Sky Classic, mientras quinto arribó el favorito Pistolet Blue. Pascal Bary preparó a la campeona.
La historia le negó la victoria a Strawberry Road en la Breeders’ Cup Turf de 1984 y 1985, cuando terminó cuarto y segundo, respectivamente. En cambio, su hijo Fraise lo pudo conseguir en 1992, en la versión disputada en Gulfstream Park. El hocico jugó a favor del vencedor que se adelantó al favorito Sky Classic, mientras tercero se ubicó Quest for Fame. Otro éxito más para William Mott, en este caso conformando equipo con Pat Valenzuela. El ganador lució las sedas de Madeleine Paulson.
El coqueto hipódromo de Santa Anita Park recibió al evento en 1993, donde Kotashan defendió su favoritismo ($ 1,50) al imponerse por medio cuerpo. Cinco veces ganador en pruebas de G1, el hijo de Darshaan fue elegido Caballo del Año y Campeón Pastero, y en su éxito en la Breeders’ Cup Turf dejó cuarto a Fraise, vencedor un año antes en la prueba de los 2400 metros. El caballo francés fue piloteado por Kent Desormeaux y era preparado por Richard Mandella.
En 1994, en la edición que se disputó en Churchill Downs, triunfó Tikkanen por un cuerpo y medio y dejó tercero al favorito Paradise Creek. Hatoof llegó segundo, detrás del pupilo de Jonathan Pease.
Belmont Park fue el escenario de la edición de 1995, en la que el irlandés Northern Spur (Sadler’s Wells) venció por el pescuezo a Freedom Cry, que venía de terminar segundo en el Arco de Triunfo, con Carnegie tercero -ganador de aquel Arco- tras 2m42s7/100, el peor registro en la historia de la prueba. Cinco europeos se ubicaron en los primeros lugares marcando una hegemonía terminante. Cuarto arribó Tamure, que corrió en yunta con el tercero y había escoltado a Lammtarra en el Derby de Epsom (G1), y quinto llegó Hernando, vencedor en el Derby Francés (G1) y en el Prix Lupin (G1), entre otras gestiones.
Su conquista en el máximo nivel le valió a Northern Spur la distinción de Campeón Pastero.
En 1996, por única vez en su historia la Breeders’ Cup abandonó USA para disputarse en Woodbine (Can.) y la división Turf fue una de las mejores de todos los tiempos. En medio de una competencia que reunió a muchos de los mejores caballos del mundo, el éxito fue para Pilsudski (Polish Precedetn), un representante de Lord Weinstock que fue piloteado por Walter Swinburn.
El irlandés se adelantó por un cuerpo y cuarto al fenomenal Singspiel (In theWings), ganador de la Japan Cup (G1), Canadian International (G1), Dubai World Cup (G1), Coronation Cup (G1) y Juddmonte International Stakes (G1); mientras tercero se ubicó Swain (Nashwan), vencedor en la Coronation Cup (G1), dos veces en el King George VI & Queen Elizabeth S. (G1), Irish Champion Stakes (G1) y tercero en el Prix de l’Arc de Triomphe (G1). Cuarto culminó Shantou (Alleged), titular del St. Leger Stakes (G1), del Gran Premio di Milano (G1) y del Princess of Wales’s Stakes (G2). Los tres eran ejemplares del Sheik Mohammed quien debió conformarse con escoltar al ganador, a pesar del favoritismo de los suyos.
En la prueba se ubicó quinta la múltiple ganadora clásica Windsharp (Lear Fan), luego madre de un ganador de la Breeders’ Cup Turf: Johar; y sexto arribó Talloires (Trempolino), el mismo que un año antes había caído ante El Sembrador en la millonaria versión del Gran Premio de Brasil (G1 – 2400 mts.).
Séptimo llegó Dushyantor (Sadler’s Wells), un titular de cotejos de G2 que había terminado segundo en el exigente Epsom Derby (G1) y que fue un exitoso padrillo en el elevage de Chile; undécimo terminaría un tal Chief Bearhart (Chiefs Crown) y decimotercero quedaba Marlin (Sword Dancer), múltiple ganador de G1 y padre en Argentina de ejemplares clásicos. 

Pilsudski hace historia en la inolvidable Breeders’ Cup Turf de 1996, en Woodbine (Canadá) 
El preparador Sir Michael Stoute lograba un importante 1-2, liderado por el caballo que además ganaría la Japan Cup (G1), el Grosser Preis von Baden (G1), el Irish Champion Stakes (G1) y que terminaría segundo en el Arco de Triunfo, dos veces, y una vez en el citado King George VI & Q. Elizabeth S. (G1).
En 1997 saltó a la fama Chief Bearhart (Chiefs Crown), el mismo que había fracasado un año antes ante el fenomenal Pilsudski. La versión celebrada en Hollywwod Park se resolvía por la cabeza, a favor del favorito en las apuestas. El múltiple ganador de G1 era elegido Campeón Pastero en USA y también lo nombraban Caballo del Año en Canadá. Aquella tarde lo dirigió José Santos, el mismo que había ganado con Manila en 1986, y se adelantó a la ganadora de G1 Borgia (Acatenango), al múltiple ganador clásico y exitoso padrillo en Argentina Flag Down (Deputy Minister) y al también G1 Bucks’ Boy (Buckplasher).
Churchill Downs recibe al evento en 1998 y es Buck’s Boy (Buckplasher) el que se queda con la victoria por un cuerpo y cuarto. El Campeón Pastero derrotaba al ganador de G1 Yagli (Jade Hunter) y a Dushyantor (Sadler’s Wells), mientras el favorito Royal Anthem (Theatrical) quedaba séptimo, alejado.
En 1999 venció un coloso de las pistas como Daylami (Doyoun), un representante de Godolphin Racing Stable que era preparado por Saeed bin Suroor y que llevó sobre su silla al astro italiano Frankie Dettori. 

Dettori festeja sobre la montura de Daylami. El tordillo cumplió una campaña de pista superlativa… 
Para el jinete sería el primero de sus éxitos en la competencia y para el nieto de Miswaki, favorito en las apuestas, fue la culminación de una campaña de pista incomparable, con victorias en la Poule d'Essai des Poulains (G1), Tattersalls Gold Cup (G1), Coral Eclipse Stakes (G1), Man O’War Stakes (G1), Coronation Cup (G1), King George VI & Q. Elizabeth Diamond S. (G1) e Irish Champion Stakes (G1).
El tiempo de la prueba fue de 2m24s73/100 y detrás se ubicaron Royal Anthem, Bucks’ Boy, Yagli y Dream Well (Sadler’s Wells), entre otros titulares de competencias de G1. Otra versión para la historia…
La Breeders’ Cup pasó por Churchill Downs en el año 2000 y volvió a tener como vencedor a un vástago de Doyoun: Kalanisi. El reservado por Su Alteza Real Aga Khan IV se adelantó por medio cuerpo al ganador de G1 Quiet Resolve (Affirmed), mientras detrás se ubicaron John’s Call (Lord at War), Mutaman, Fantastic Light (Rahy) y Ciro (Woodman), todos con éxitos en el máximo nivel. Séptimo terminaba el favorito Montjeu (Sadler’s Wells), que venía de imponerse en el Arco de Triunfo (G1), por delante de Manndar (Doyoun), también ganador de G1 y hermano paterno del ganador.
Fantastic Light (Rahy) se quedó con la victoria en 2001, en la versión disputada en Belmont Park (NY). El caballo de Godolphin volvía a unir en el triunfo a la dupla Dettori – Bin Suroor, tras 2m24s20/100.
Los ganadores de G1 Milan (GB, Sadler’s Wells) y Timboroa (GB, Salse) llegaban detrás del favorito, que sería galardonado como Campeón Pastero y cerraba su campaña con éxitos de G1 por el mundo. 

Fantastic Light y Frankie Dettori fueron los vencedores en la versión de 2001, disputada en Belmont 
La historia de la competencia tiene dos ejemplares que pudieron repetir el éxito. El primero de ellos fue High Chaparral (Sadler’s Wells), ganador en 2002 y 2003. Primero venció en Arlington Park, por un cuerpo y cuarto, con la dirección de Michael Kinane y la preparación de Aidan O’Brien. Incluso, se adelantó por un cuerpo y medio a With Anticipation, mientras Falcon Flight terminó tercero.
Al año siguiente volvió a vencer, con los mismos colores (Tabor & Magnier) y los mismos profesionales, pero fue empate con Johar (Gone West), el hijo de la citada Windsharp, mientras tercero terminó el múltiple ganador de G1 y trotamundos Falbrav (Fairy King). Fue otra edición memorable, para el recuerdo, con tres gladiadores luchando hasta el final y un justo empate para dos campeones.
Sobre High Chaparral se debe decir también que supo vencer en el Racing Post Trophy (G1), Epsom Derby (G1), Irish Derby (G1), Irish Champion Stakes (G1) y que terminó tercero dos veces en el Arco. En tanto, de Johar se debe agregar que era entrenado por Richard Mandella, el preparador que aquella tarde en Santa Anita Park festejó con cinco ganadores en la millonaria serie y que en su historial tambien se cuenta el éxito en el Hollywood Derby (G1), en pista de césped.
Los expertos catalogaron aquella versión de 2003 como una de las mejores de la década...
Lone Star Park recibió a la Breeders’ Cup en 2004 y deparó el éxito de Better Talk Now (Talkin Man), con un dividendo de $ 27,90 que lo convirtió en el ejemplar menos jugado de la prueba. Ramón Dominguez llevaba al disco al pupilo de Grahan Motion, que volvería a animar la prueba en otros años.
En 2005 se disputó en Belmont y los alemanes festejaron la victoria de Shirocco (Monsun), que llevó en su silla al belga Soumillon y la preparación del incomparable Andre Fabre. Un cuerpo y tres cuartos fue el margen que lo distanció de su escolta Ace (Ire., Danehill), que dejó tercero al favorito Azamour (Ire., Night Shift), múltiple ganador de G1, mientras cuarto arribó el Arco Winner Bago (Fr., Nashwan). Quinto terminaría English Channel (Smart Strike) y séptimo se clasificó Better Talk Now, ganador en el 2004.
Los caballos europeos ocupaban los cuatro primeros lugares y humillaban a los representantes locales.
Churchill Down recibió a la Breeders’ Cup en 2006, versión en la que se impuso por medio cuerpo el irlandés Red Rocks (Galileo). El caballo de Paul Reddam fue llevado a la victoria por Frankie Dettori y dejó segundo a Better Talk Now, que dos años antes se había quedado con la victoria en la citada prueba. Tercero llegó el múltiple ganador de G1 English Channel (Smart Strike), quinto se ubicó Scorpion (Montjeu), tres veces ganados en el máximo nivel; sexto se clasificó Hurricane Run (Montjeu), que venía de ganar el Arco del Triunfo y el Derby de Irlanda; y décimo llegó el dos veces G1 Cacique (Danehill).
En 2007 desquitó el local English Channel (Smart Strike), en la edición que se llevó a cabo en Monmouth Park. John Velazquez dirigió al pupilo de Todd Pletcher, que se adelantó al francés Shamdinan (Dr. Fong), ganador del Secretariat Stakes (G1), mientras tercero se clasificó Red Rocks (Galileo), vencedor de la prueba en 2006. 

Santa Anita fue el escenario de las dos victorias de Conduit en la Breeders’ Cup Turf, en 2008 y 2009 
El irlandés Conduit (Dalakhani) haría historia en la Breeders’ Cup Turf al imponerse consecutivamente en 2008 y 2009, versiones que se disputaron en Santa Anita Park (California). El caballo de Ballymacoll Farm venció en ambas ocasiones con la dirección de Ryan Moore y la preparación inigualable de Sir Michael Stoute, que así llegó a los cuatro impactos en el cotejo de G1.
También vencedor en el King George VI & Queen Elizabeth Diamond Stakes (G1) y en el St Leger Stakes (G1), en la edición de 2008 se adelantó al inglés Eagle Mountain (Rock of Gibraltar), ganador de G2 y segundo en el Epsom Derby (G1), mientras tercero arribó el local Dancing Forever (Rahy), que venía de imponerse en el Manhattan Handicap (G1). En cambio, en su segundo impacto (en 2009), derrotó al múltiple titular de G1 Presious Passion (USA, Royal Anthem) y a la inglesa Dar Re Mi (Singspiel), que antes de eso había logrado las Yorshire Oaks (G1) y el Pretty Polly Stakes (G1) y luego se inmortalizaría en Dubai al derrotar a los machos en el Dubai Sheema Classic (G1).
Churchill Downs fue cede de la Breeders’ Cup en 2010 y 2011. En el primero de ambos años se registró el éxito del local Dangerous Midge (Lion Heart), un representante de Iraj Pavizi que era entrenado por Brian Meehan y que llevó en su silla a Frankie Dettori. En aquella edición se adelantó al también local Champ Pegasus (Fusaichi Pegasus), un múltiple ganador clásico en USA, incluso de G1, cuya madre es la argentina Salt Champ (Salt Lake), titular de cotejos de G1 en Argentina y USA. Tercero quedó el francés Behkabad (Cape Cross), que en su país de origen había conseguido el Gran Prix de Paris (G1).
Finalmente, en 2011 se dio la conquista del irlandés St Nicholas Abbey (Montjeu), que desquitó así la victoria que no pudo conseguir su padre, once años atrás. Propiedad de Smith, Tabor y Magnier, el pupilo de Aidan O’Brien contó con la dirección de su hijo Joseph, de 18 años, y precedió a Sea Moon (GB, Beat Hollow) y a Brillant Speed (USA, Dynaformer), vencedor en pruebas de G1 en las pistas de USA.
Los más ganadores
Al repasar la historia de la Breeders’ Cup Turf (G1) aparecen figuras que sobresalieron en los diferentes rubros, tales los casos de High Chaparral y Conduit, únicos ejemplares que pudieron repetir éxitos en el evento de los 2400 metros. El primero se sabe que ganó en 2002 y empató con Johar en 2003, mientras el restante se alzó con la ediciones de 2008 y 2009, disputadas en Santa Anita Park.
En cuanto a los sementales existe un claro dominio de Sadler’s Wells (Northern Dancer), padre de tres hijos que ganaron cuatro versiones: In the Wings (1990), Norther Spur (1995) y High Chaparral (2002 y 2003). Detrás del citado quedaron con dos logros cada uno, Dalakhani (padre de Conduit) y Doyoun (padre de Daylami y de Kalanisi). Incluso, entre las madres se han destacado Kasora (madre de High Chaparral) y Well Head (vientre de Conduit), al sumar dos éxitos cada una, a través de sus citados hijos.
A la hora de hablar de las nacionalidades de los ganadores se debe decir que de los 29 ganadores que arrojaron las 28 versiones (fue empate en 2003), doce son nacidos en USA, once se criaron en Irlanda, tres son oriundos de Inglaterra, mientras Canadá, Francia y Alemania aportan un ganador cada uno.
Lo que se debe remarcar son los 16 éxitos que acumulan los europeos en conjunto, contra los trece que suman entre USA y Canadá, como para que la tendencia se incline a favor de los del viejo continente.
Según las edades de los ganadores, catorce veces triunfaron caballos de cuatro años, en ocho ocasiones vencieron ejemplares de cinco años y en siete oportunidades se impusieron los potrillos de tres años.
Por el lado de los profesionales se han destacado el jinete Frankie Dettori y el entrenador Sir Michael Stoute. El italiano festejó en 1999 (Daylami), 2001 (Fantastic Light), 2006 (Red Rocks) y 2010 (Dangerous Midge); mientras el preparador venció en 1996 (Pilsudski), 2000 (Kalanisi), 2008 y 2009 (ambos con Conduit). Detrás de Dettori quedaron José Santos (1986 y 1997), Michael Kinane (2002 y 2003) y Ryan Moore (2008 y 2009). En tanto, a Stoute lo sigue Aidan O’Brien, ganador en 2002, 2003 y 2011; y con un triunfo menos quedaron Brian Meehan (2006 y 2010), Richard Mandilla (1993 y 2003) y Saeed bin Suroor (1999 y 2001).
Finalmente, entre los propietarios se debe decir que Sheik Mohammed al Maktoum ganó dos veces (1985 y 1990) con sus colores particulares, triunfos a los que se le debe sumar los obtenidos con su stud Godolphin Racing Stable, en 1999 y 2001, para llegar a cuatro conquistas. La sociedad Tabor y Magnier ganaron dos veces con High Chaparral y se les debe sumar otro impacto más con St Nicholas Abbey, en sociedad con Derrik Smith. Su Alteza Real el Aga Khan ganó dos veces (1984 y 2000), al igual que Ballymacoll Farm, que festejó en dos oportunidades con Conduit (2008 y 2009).
A propósito de Conduit, se debe agregar que marcó el mejor registro para la historia de la carrera, cuando en 2008 demoró 2m23s42/100 para cubrir la milla y media. En contrapartida, Northern Spur estableció el peor registro en 1995, cuando cubrió la distancia tras 2m42s7/100.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada